lunes, 2 de abril de 2012

Balance de las Fiestas de Elche

Ya estamos en septiembre, mes de la vuelta a la normalidad socio-laboral y a la realidad educativa. Tras un paréntesis de inactividad, septiembre se presta a hacer balance de agosto, sobre todo, en cuanto a las fiestas locales de Elche, se refiere.

Nuestros ilicitanísimos festejos patronales agosteños, aunque finalizaron como siempre año tras año, el día 15, celebración de la Asunción de la Virgen -festividad de la Patrona de la ciudad- oficialmente acabaron del todo o definitivamente el día 31, con esa palmera de fuegos artificiales de fin de mes, mes asuncionista, festero y vacacional, una vieja costumbre de despedir agosto.

Este intervalo de tiempo desde el 15 de agosto hasta hoy, septiembre, ha servido a los festeros ilicitanos primeramente para descansar y reponer fuerzas. Los dirigentes y directivos de las entitadades festeras –Gestora de Festejos Populares y Unió de Festers del Camp con sus comisiones, Moros y Cristianos con sus comparsas y Pobladores con su grupo teatral- han hecho balance de las Fiestas de Agosto 2007.
Balance que también realizaron la edil de Fiestas y el alcalde, coincidindo todas la opiniones –festeras y municipales- en que éstas han sido las mejores fiestas de los últimos años, superando bastante a las del año anterior.

Las mejoras y cambios en los trajes típicos, el uso del blusón, el pasacalles en el pregón en direcciones contrarias, la carpa-caseta de la Gestora de Festejos, la superación de la Charanga, la mejora de la Ofrenda Floral a la Virgen, los espectaculares boatos y la perfección de las entradas mora y cristiana, la maravillosa representación de la conquista de la villa, las fabulosas obras teatrales históricas y el mercado de época de Pobladores, la superación de las voces en el Misteri, la palmera de la virgen más alta y ancha que nunca y la esplendorosa Nit de l’ Albà con menos heridos de lo habitual; incrementaron el nivel y la categoría de estas fiestas, en cuanto a ambientes festeros.

Fuera de las entidades festeras, cabe señalar la variada, abundante y qualitativa programación musical de las barracas municipal y de los medios de comunicación.

Apenas concluyeron las fiestas, hace casi un mes, y ya están preparándose las próximas, casi sin descansar o poco tiempo, casi seguido. Se intuyen cambios, mejoras, reformas, innovaciones y esfuerzos desde las direcciones organizativas de cada ente festero.

Por ejemplo, como adelantó el presidente de la Gestora de Festejos, Fernando Jaén, se proyecta aumentar a 25 el número de comisiones y potenciar la Ofrenda Floral, eso sin resaltar que en las próximas fiestas serán muchos más los festeros que en vez de pantalón largo rayado, portarán saragüells o calzon corto. Más auténtico, imposible.

Y los Moros y Cristianos, inmersos en su XXX Aniversario, una vez que consigueron igualar bandos con la incorporación de la Comparsa Templarios -auténticamente reales e históricos los trajes- supongo que intentarán afianzarse y consolidarse plenamente para acercar e integrar o involucrar a los ciudadanos.
Pobladores trabajará por superarse un tanto más, en sus representaciones y en mercado y tal vez nos den alguna sorpresa innovadora.

En esta línea, pero desde el Ayuntamiento, se tiene pensado trabajar por lograr: reducir al máximo posible la cantidad de heridos por 'carretillas' (cohetes 'borrachos' o sin caña), aumentar el esplendor, la intensidad, la altura y la anchura de la palmera de la virgen y crear un concurso de pirotecnia; entre otras cosas.

Estoy seguro que vistas las pasadas fiestas y el alto nivel conseguido, los próximos festejos patronales del 2008 en Elche aún serán mejores. Hasta el año que viene, pues.

Josep Esteve Rico Sogorb

No hay comentarios:

Publicar un comentario