lunes, 2 de abril de 2012

Campaña y Elecciones 27-M

Se aproxima el final de una campaña electoral marcada por la intensa actividad de candidatos 'dando la vara' al ciudadano mediante mitines, debates, carteles y programas. Cada cual, ofreciéndose como la mejor opción, pidiendo el voto, 'vendiendo la moto' de las promesas. Promesas, en su mayoría comunes en unas candidaturas más que en otras.

Es significativo comprobar las coincidencias entre todos los programas electorales. Así que, promesas utópicas, faraónicas y dificilmente materializables en ciertos programas electorales las hay, aunque resulten atractivas como 'gancho' publicitario. Eso sí, algunas de ellas, más prácticas y realizables que otras.
Una campaña marcada por las descalificaciones, insultos, denuncias ante Juntas Electorales, acusaciones e ironías entre candidatos, especialmente los autómicos y estatales. Dos semanas o 14 días también de crispación y tenso ambiente que afortunadamente el viernes acaba. El sábado, jornada de reflexión, imperará la calma, quedando todos los candidatos a la espera del desarrollo de la jornada de votaciones y de los resultados del domingo 27-M.

Analistas o comentaristas políticos junto a expertos publicistas señalan en cuanto a Elche, que los 150 puntos del programa socialista parecen los más creíbles, realistas, prácticos y ejecutables Por contra y según tales opiniones profesionales y reitero, en clave publicitaria, las propuestas más ambiciosas, impactantes y llamativas, son las de PP, AP y Partido de Elche; quedando las notas simpáticas, rarezas y singularidades para minorias como el Partido Humanista con su naranja o el MUP con sus carteles-denuncia bandera republicana incluida.

Los expertos en marketing electoral afirman la importancia de las maneras o formas de presentarse los candidatos ante los ciudadanos. Así pues, unos muestran sencillez, moderación, tolerancia, humildad, brevedad oratoria y capacidad de diálogo. Otros, manifiestan contundencia, demasiada ambición, excesiva elocuencia. Ambas maneras no condicionan caso de ganar, la realización o el incumplimiento de las promesas o propuestas, pero la actitud y la conducta son factores que el votante debería tener en cuenta.

Unos candidatos, más que pedir el voto, ofrecen el proyecto y explican el trabajo desarrollado en varios años -incluso entonando el 'mea culpa' de sus errores, que haberlos haylos- muestran a la sociedad sus ideas y como mucho piden la confianza. Otros, en cambio, piden el voto descarada, enérgica, insistente e impetuosamente. No diré quienes en cada caso pero si hablamos de Elche, imaginen, apliquen nombres a cada manera de hacer campaña y les saldrán las caras de los líderes o candidatos respectivos.

En la provincia alicantina hay candidaturas sólo locales y otras, únicamente autonómicas. Algunas opciones se presentan en municipios concretos, no en todos. Por estrategia, falta de recursos o escasa implantación. Unas 17 candidaturas a las Cortes Valencianas- y en el caso ilicitano, 11 optan al Ayuntamiento.
La mayoría de las candidaturas vertebra territorialmente presentándose en las 3 provincias de la autonomía. Sin embargo, se dan 'fenómenos' o excepciones que no cubren la totalidad, que se presentan parcialmente dejando importantes vacíos fruto de curiosos cambalaches o vaivenes de la política.

Por ejemplo, UV se presenta en el sur o provincia de Alicante -donde carece de implantación, aportando solo su marca o logo- junto a Centro Liberal de Ramón Cerdà, ex-alcalde de El Pinòs. En la provincia de Valencia, Centro Liberal va a solas y en la de Alicante, se presenta separado en tres formaciones como son renovadores, demócratas y liberales a secas, consecuencia del cisma de Orihuela.

Falange de las JONS va solamente por Alicante mientras su competidora Falange Auténtica únicamente acude per la provincia de Valencia. Democracia Nacional deja de lado la provincia alicantina y presenta lista en la de Valencia.

El valencianismo político tricolor–CV, UV, UPV- casi no ha hecho campaña acá o bien discreta o escasamente y sí mucho en la provincia de Valencia, donde puede lograr representación. Pero no es bueno todo para allá y nada o casi nada para aqui en el sur, como en Elche, donde Coalición Valenciana no ha pegado ni un cartel, desperdiciando la oportunitad de darse a conocer a los ilicitanos.

Ahora, a esperar al domingo 27-M para votar en conciencia y sentimiento. Votad masivamente. Y mucha suerte a los candidatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario