lunes, 2 de abril de 2012

EL CASINO DE ELCHE NECESITA EL APOYO DE LOS ILICITANOS

Permalink 30.06.11 @ 21:42:25. Archivado en Sobre el autor
El Casino de Elche lo creó en 1873 un grupo de intelectuales y burgueses liberales y republicanos (Emigdio Santamaría, Ramón Lagier, Joaquín Sempere, Rafael Brufal, marqués de Lendínez; José Revenga, Andrés Tarí, Ramón Miralles, Rafael Ramos Bascuñana) siendo su fundador y primer presidente el diputado y alcalde liberal, escritor y empresario teatral Luis Llorente.

La primera sede estuvo en la antigua casa Perpiñán, amplia y de varias plantas, entre las calles Pujadeta Sant Jeroni (Bisbe Tormo) y Trinquet (frente Glorieta, hospital, convento y trinquete junto a Calahorra). Tenía biblioteca, archivo, sala de lectura, prensa, café, billares, juegos, tertulias, terraza, escenario donde ensayaban y actuaban personas y grupos amateurs.

Los actos estaban dedicados a los socios burgueses e intelectuales. En el siglo XX, los actos se dedicaron a industriales y empresarios. Se cambió de élite y siguió siendo cerrado y privado sin abrirse a la sociedad y sin exteriorizar ningún acto. A pesar de su clasismo elitista, destacaron las veladas literario-musicales, bailes de carnaval y salón, cotillones, recitales, conciertos, conferencias.

El edificio perduró desde 1873 hasta marzo de 1907 en que cierra por desahucio ante el embargo por impago del alquiler. Posteriormente fue cine Capitolio y hoy es tienda de ropa.

Aquel primer Casino estuvo inactivo un mes. En marzo siguiente varios jóvenes ilicitanos resucitan la entidad que se mantuvo hasta el 20 de febrero de 1936 en que quedó destrozada por un incendio y saqueada a raíz de la triste quema de iglesias y otros inmuebles.

La entidad estuvo cerrada e inactiva en la guerra y desapareció. A mediados de los 40 (1945) se recuperó otra vez la entidad inaugurando nueva sede en el edificio de la Glorieta (hoy CAM) y que gracias a la relación de su directiva con el franquismo y sus intelectuales vinculados a Elche por la Junta Restauradora del Misteri y sus Templos) el Casino vivió un esplendor entre exposiciones, presentaciones de libros y asistencia de famosos.

En su existencia muchos comerciantes, artesanos, abogados, jueces médicos, empresarios, artistas e intelectuales de Elche fueron directivos y socios; hasta el punto de que el Casino llegó a rondar los mil afiliados.

Hoy, tras el fallecimiento de socios, la alta edad de los actuales y la falta de relevo generacional; el número de afiliados ha caído hasta la insuficiente y preocupante cifra de 85 a pesar de las intensas vida y actividad de eventos variados y plurales. Si a todo ello unimos el debilitamiento que sufrió (y que aún arrastra) en el conflicto de su anterior sede de la Glorieta y que deterioró su imagen, sumando la actual crisis que ha afectado a los bolsillos; el estado de salud del Casino es grave. Un estado crítico al borde de la desaparición. Y lo peor: un poderoso e influyente grupo de ex socios y ex directivos está haciendo campaña anti, presionando para que el Casino cierre. Si desapareciera, se alegrarían. Parece increíble pero así es: todo un ejemplo de anti-ilicitanismo. Luchar contra tales poderosos es difícil, pero somos muchos David contra estos Goliath.

Debemos estar orgullosos del pasado y de la huella del Casino en 138 años. Hay que salvar y potenciar a la decana de las entidades culturales, la más antigua, prestigiosa e ilustre, cual signo de identidad; manteniéndola y modernizándola, acercándola y abriéndola a jóvenes; buscando savia nueva, renovación, relevo y regeneración; introduciendo otros aires, otras actividades atractivas (talleres, festivales, cursos, pop-rock, sala de estudio, cine-forum, piano-bar, web, blog, tertulias, torneos, conciertos, competiciones, recitales, presentaciones de empresas, reuniones de negocios, convenios de colaboración con otros entes) con las que complementar la tradición histórica y las raíces sumando lo novedoso; para que el Casino vuelva a ser el máximo referente del Arte, de la Cultura y de la Sociedad. Y para esto, necesita más socios.

Por todo ello, los ilicitanos y colectivos de Elche que deseen asociarse, ayudar con donativos y presentar propuestas de actividades serán bien recibidos. El Casino os necesita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario