lunes, 2 de abril de 2012

Orquesta "Ciutat d'Elx": De Cámara a Sinfónica

Por si alguien dudaba de la intensa "vida" o actividad social de carácter cultural en Elche, vaya como botón de muestra algunos de los más destacados recientes eventos realizados en nuestra ciudad hace pocos días. Sí, ya sé que es mejor la calidad que la cantidad, pero lo cierto es que, hemos de pasado de no haber ningún acto cultural diario a hacerse varios incluso a la misma hora, de diferentes temáticas, para distintos públicos y también durante diferentes días de la semana, resultando a menudo imposible estar en dos o más sitios a la vez.

No sé si en el fondo esto es bueno o no, tampoco puedo asegurar que sea un indicador cualitativo pero lo cierto es que demuestra que hay una cierta vida, un relativo movimiento, una aceptable actividad cultural dentro de la Sociedad ilicitana al tiempo que confirma la existencia de la inquieta labor pública que están realizando personas anónimas, artistas, dirigentes o directivos y asociaciones o entidades socio-culturales locales.

En esta valoración -que es global o general- no pormenorizo ni selecciono, aunque es real que sobre gustos no hay nada escrito ni obligado. Que hay actividad es cierto, pero ésta no es homogénea ni igualitaria. Las actividades cultural asociativa y creativo-personal se diversifican abarcando desde las vanguardias artísticas hasta las más conservadoras tradiciones siendo oscilantes sus movimientos. Hay de todo: clásico, antiguo, costumbrista, tradicionalista, juvenil, revolucionario, inconformista, intimista, moderno e inclusive festero y de folklore.

Esta semana pasada tuvimos muchos actos culturales pero yo destacaría dos de ellos, dispares entre si, aunque coincidentes en la vena artística. El primero, clásico pero majestuoso, de índole músical: el concierto de música clásica en el Gran Teatro del XX Aniversario de la Orquesta Sinfónica "Ciudad de Elche".
El segundo, de carácter literario, más actual y moderno, juvenil y desenfadado: el recital poético de un grupo de ilicitanos en el CEU de Elche del que trataré la semana próxima, pues se merece todo un artículo entero. Ambos no se quitan mérito entre sí ni desmerecen a otros actos como las recientes presentaciones de libros de autores como Monge, Payá, Bernal, entre otros.

El concierto resultó un éxito en todos los aspectos, principalmente en el musical, pues la interpretación de los componentes y del director fue sublime, ya que demostraron haber alcanzado la madurez profesional; y participativo, porque el público abarrotó el aforo y concedió largos aplausos que llevaron a la orquesta a interpretar más piezas de las programadas.

Enhorabuena y felicidades porque Elche cuenta hoy con una orquesta sinfónica (que antes fue de cámara, más limitada, como de inferior rango y este paso de estatus y de nivel supuso un esfuerzo meritorio) equiparada y equiparable a las más grandes homólogas de Madrid, Barcelona y Valencia. Prueba de ello es que, un miembro de la orquesta ilicitana forma parte ahora de la famosa orquesta de RTVE. Por algo será, pues aqui no entra cualquiera.

Cabe destacar que por fin se acabaron aquellas dificultades que pusieron en peligro la supervivencia de nuestra ilicitana orquesta. Unas dificultades que causaron la ruptura del entonces convenio trilateral ayuntamiento-sociedad filarmónica-orquesta de cámara (hoy sinfónica). Un convenio que la concejal de Cultura Ángels Candela prometió renovar, ejecutar y cumplir a una pregunta mía durante la exposición de su programa electoral en el Casino de Elche en la campaña de las recientes elecciones municipales.

Reconozco que el presidente de la orquesta, Miguel García, me confesó telefónicamente estar preocupado por aquellas ruptura e inexistencia de convenio y por su consecuencia: el riesgo de inminente desaparición. Al pedirme ayuda, le prometí denunciar la situación y reclamar la intervención municipal mediante un artículo pero otros se me adelantaron y desistí de una columna para no cansar a los lectores.

Sólo pude interpelar al respecto a la candidata y actual edil de Cultura, a quien le solicité que ayudara a la orquesta. Ahora, cuando se ha superado aquel bache, podemos comprobar que la intención y la iniciativa valieron la pena y que los políticos sea cual sea su signo, si se empeñan, cumplen lo prometido. Y en este caso, Ángels Candela, y por extensión, la Gerencia y la Junta Rectora del Instituto Municipal de Cultura; han cumplido. ¡Larga vida a la Orquesta Sinfónica "Ciudad de Elche"!

Por Josep Esteve Rico Sogorb

No hay comentarios:

Publicar un comentario