lunes, 29 de abril de 2013

Poesía de Ángela Díaz, Conchita Rivera, JM Sanrodri y Eva Palenzuela; en La Tartana


Los poetas ilicitanos Ángela Díaz, Conchita Rivera, José Manuel Sanrodri y Eva Palenzuela recitaron una selección de sus mejores poemas en la tetería 'La Tartana' de Elche los pasados jueves 18 y 25 abril respectivamente, en el sexto y el séptimo de los recitales poéticos "Entre Versos e Infusiones" del ciclo "Los Jueves de La Tartana" que lleva a cabo la Agrupación

Ángela y Conchita son hija y madre. Ambas comparten la pasión por la poesía y la literatura en general. La primera ya tiene publicados dos poemarios y un libro en prosa poética y la segunda está preparando la edición de su segundo poemario tras agotarse el primer libro de poesía que publicó hace pocos años.

Inició el recital Conchita Rivera, la más veterana, recitando algunos poemas en rima, de los nuevos que saldrán en su próximo segundo libro. Aunque más que recitar, escenificó e interpretó con un destacado vozarrón, haciendo gala de sus dotes como actriz ya que pertenece a un grupo teatral. Tocó principalmente las temáticas del amor, de la familia, de la amistad, aunque también el paisajismo localista cantando a las excelencias de nuestra ciudad, Elche. Terminó su recital con un poema en el que dio consejos a la juventud de cómo ir por la vida. 

A continuación, Ángela Díaz, su hija, recitó principalmente varios poemas de su primer poemario titulado "Disparatemas" y después recitó textos de su último libro "3 cartas a Michel y 12 para mi misma", resultando ser cartas intimistas y de amor impregnadas de mucha dulzura pero estéticamente de aspecto multicolor con imágenes de la pintora ilicitana Laura Guillén.  Por último, concluyó su intervención recitando un poema suyo de los más antiguos, sacado como del baúl de los recuerdos, haciendo un canto a la vida, al amor y la felicidad poniendo énfasis en la necesidad de ser libre. 

Al siguiente jueves, día 25 de abril, les tocó el turno a los poetas ilicitanos José Manuel Sanrodri y Eva Palenzuela. Comenzó el primero recitando poemas inéditos de su ‘cosecha’ más reciente con voz emocionada y trémula. Sorprendió su cambio en el estado de ánimo personal y en la intensidad de los poemas, pues se mostró al público más calmado si cabe, aunque más profundo y reflexivo que hace unos años, cuando se dio a conocer con sus primeros libros de poesías enérgicas, con fuerza y pasión. La mayor parte de las poesías que recitó fueron dedicadas a sus seres queridos que fallecieron, destacando aquella que leyó en homenaje a su abuelo el empresario ilicitano Joaquín Pérez Gómez, muy querido por los ilicitanos y apodado “El Limpia” por su inicial trabajo de niño como limpiabotas. Emocionado y sensible, Sanrodri terminó su recital con el poema que, quizá, le haya hecho más conocido en el mundillo literario local: la poesía dedicada a su hermano tristemente fallecido. Un poema que habla de la huella que éste le ha dejado al poeta, de su recuerdo y de su ausencia. Poema que fue muy aplaudido por el público. 

Eva Palenzuela, por su parte, recitó intercalando o alternando sus poemas de amor, de juventud y algunos sociales, con su compañero Sanrodri. Ambos se intercambiaron recitando a turnos. Incluso improvisaron un juego con el público en un intento de hacerle partícipe y de complicidad, cosa que lograron: implicaron a los presentes a escribir frases sueltas individualmente en un folio de forma espontánea para después hilvanar o encadenar esas frases hasta componer un poema completo que luego fue leído. Un poema que provocó risas y gestos de admiración debido a la proliferación de frases graciosas pero también de frases literarias de suma belleza poética. 

Y eso fue todo. El rato resultó agradable. Hasta la próxima.

Josep Esteve Rico Sogorb

No hay comentarios:

Publicar un comentario