lunes, 20 de octubre de 2014

TRAPOS SUCIOS EN EL PLENO

Trapos sucios en el pleno

Erre que erre. Nuestras ‘señorías’ municipales siguen empecinadas en convertir sus actuaciones plenarias en el ‘culebrón del verano’. Persisten, y resultan ya cansinos, en sus actitudes personalistas impulsadas con maneras virulentas, agresivas verbalmente, violentas, hostiles. Nuevamente perdieron los papeles y los nervios en el pleno de ayer. Nerviosismo, reproches mutuos, insultos, tensión extrema y descalificaciones, fueron los ‘protagonistas’ de la sesión plenaria cuyo único punto del orden del día era la Sanidad en Elche. Esgrimiendo trapos sucios, cayendo en lo más bajo y rastrero, en la humillación personal.

Hacía tiempo que no teníamos un pleno tan destructivo, tan negativo. Un pleno cuyo broche final fueron las lágrimas de Cristina Martínez tras soportar tanto acoso y derribo, tanta presión desde la bancada popular. Creo que sobran estas ‘malas artes’ en la praxis parlamentaria municipal. Estos ‘métodos’ desprestigian y crean mala imagen de nuestros políticos locales entre la ciudadanía con la correspondiente pérdida de credibilidad. Y sobre todo, tales conductas o semejantes quehaceres crispan el ambiente y la convivencia corporativa municipal haciendo anidar el rencor, la venganza y el revanchismo entre ediles.

Me dan igual las razones, los argumentos y las verdades de todos los concejales. Soy un ciudadano que quiere y desea que los plenos sean constructivos, instructivos, didácticos, positivos, donde se defiendan y se aprueben temas beneficiosos para la ciudad. Pero sobre todo, los plenos han de ser respetuosos y pacíficos, imperando en ellos el debate dialéctico con corrección incluso desde la discrepancia tolerante para arribar finalmente al acuerdo, a la concordia y al consenso. Las sesiones plenarias se han convertido en un circo, en un patio de niños disputando la pelota, en una pelea de gallos, en una discusión de jaula de grillos, en un plató de ‘Sálvame’, en una comunidad al estilo de ’13 rue del Percebe’ o de ‘aquí no hay quien viva’. No es bueno, no.

Yo quiero concejales y no alborotadores que parecen presentadores sensacionalistas de la prensa televisiva ‘rosa’. Ya está bien. Haya paz. Y educación. Y respeto, ‘señorías’ concejales. Paz y cordura, por favor.

Por José Rico (Josep Esteve Rico Sogorb)
Publicado en el diario ELCHE NEWS:
http://elchenews.es/2014/opinion/trapos-sucios-en-el-pleno/

No hay comentarios:

Publicar un comentario