miércoles, 15 de abril de 2015

Los titulares de nuestros políticos

El cambio de año nos trajo algunas noticias destacadas. Entre diciembre de 2014 y enero de 2015 nuestros políticos se 'columpiaron' de lo lindo aplicando medidas impopulares. Fe de ello fueron ciertos titulares de prensa a cada cual más absurdo. No tuvieron desperdicio.¡Menudas "perlas" que nos regalaron!

Veamos algunos ejemplos:

"El Consell de la Generalitat Valenciana ha reducido casi a cero las ayudas y subvenciones que durante años ha ido concediendo a la Diputación Provincial de Alicante". Pues muy mal. Vale que han habido recortes, algunos irremediablemente necesarios, pero que siempre haya sido y sea el Sur (provincia de Alicante) la parte más perjudicada, ninguneada, olvidada, discriminada y marginada de nuestro territorio valenciano; clama al cielo. Abusivo y vergonzoso. Ejemplo de ensañamiento, empecinamiento, obsesión y mal hábito por parte de los políticos que nos gobiernan desde la ciudad de Valencia, capital autonómica. Ya está bien de estrujarnos, de obligar a apretarnos exageradamente el cinturón. Parece mentira. Que el Sur también existe. Y que en el Sur también somos valencianos, no solo para lo malo sino también para lo bueno. Para todo.

"El Gobierno perdona al Consell 750 millones de los intereses del rescate". Vaya, vaya, "entre pillos anda el juego". Ya dice el refrán aquello de "quien roba a un ladrón, tiene cien años de perdón". Y unos, perdonan a los otros, que para eso son "camaradas" del mismo partido, en Valencia y en Madrid. ¡Qué guay! ¡Qué buenos son D. Mariano y D. Cristóbal! ¿Verdad? ¿Y por qué no obliga el Ejecutivo Central a que los bancos perdonen los intereses de los embargados y desahuciados hipotecados? No caerá esa breva. Aquí se aplica "la ley del Embudo", lo estrecho para el pueblo (y si se trata de ciudadanos pobres, más aún) y lo ancho (como anchas son las faltriqueras) para los gobernantes, que para eso tienen la "sartén por el mango". ¡Cuánta injusticia! ¡Cuánta desigualdad!

"Sanidad no sustituyó en Navidad a los médicos de 11 centros de Salud de Alicante".¡Toma ya! Esto es el colmo del esperpento. Los centros de salud se quedaron sin médicos al igual que un barco se queda sin capitán. Vamos, que si los facultativos titulares estuvieron de vacaciones y no tuvieron sustitutos, ¿qué pasó con los pacientes? ¿Los atendieron las enfermeras? ¿No hubo servicio? ¿Fueron los enfermos a los hospitales en vez de a los centros de salud? ¿Hubo colapso y largas colas de espera? Pues si, las colas y los atascos fueron de órdago. Y las quejas, numerosas. Quizá esta medida de Sanidad buscara evitar pagar horas y horas a los médicos en tales fechas, un supuesto ahorro que causó problemas en los centros y perjuicios o malestar a los pacientes. Y es que en Sanidad se ve que hay unas mentes muy brillantes...

"Sanidad dijo que en Alicante sobran centros de salud".Claaaaaro, ¡qué va a decir la conselleria de Sanidad para justificar tanto tijeretazo y recorte! No creo que esto corresponda a la realidad. Sobrar, no sobra ninguno pero sí que faltan centros de salud en algunos barrios y en algunas pedanías de muchos municipios del territorio valenciano. Todavía existen núcleos de población que reivindican un centro de salud básico de atención primaria e incluso con especialidades, para que sus habitantes no sigan desplazándose a diario varios kilómetros a la localidad vecina para lograr una receta o recibir una cura. Sobran políticos corruptos. Sobran pésimos gestores. Sobran medidas impopulares como esta. Sanidad se ha convertido en el "ogro" o en el "coco" de los ciudadanos. Miedo me da.

"Buch, conseller de Turismo, dijo que los turistas de cruceros ensucian más de lo que gastan".¿Cómoooooo? Estas palabras causaron un fuerte malestar en el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Benidorm (especialmente a su alcalde) y en el seno de la asociación de empresarios turísticos de esta ciudad. Lógico. La inmensa mayoría (por no decir la totalidad, que siempre hay alguna excepción que no confirma la regla) de los turistas de cruceros que han visitado y visitan nuestras ciudades portuarias como Benidorm, Alicante, Denia y Valencia; son de alto poder adquisitivo y de elevado nivel de educación, con bastante cultura y óptimos modales de comportamiento, civismo y mundología. Siempre han dejado y dejan sus buenos dineros, producto de masivas compras, en los comercios de cada ciudad visitada. Si alguien ha ensuciado mucho y por un coste alto, no creo que fuera algún turista de crucero. Y si lo fue, sería una rara excepción. Pero no se puede generalizar de esa forma, Sr. Buch, ¡qué nos espanta la clientela! Poco tacto ha mostrado el conseller al decir tal barbaridad. Eso no se dice de forma pública, que luego sale en todos los medios en titulares causando malestar y desprestigio social. Si alguien ensucia Benidorm, que pregunten entre tantos 'hooligans' y descontrolados que pululan las calles de la ciudad más turística de la Comunitat Valenciana. Pero esto es otro tema al que nadie quiere "poner el cascabel al gato". Y Buch echa la culpa de la suciedad y de su coste a los turistas de cruceros. ¡Te has lucido “al máximo”, Máximo!

"Cospedal dijo que quienes acuden a los comedores sociales no saben cocinar".¿Quéeeee? Flipo en colores. Esta es la "perla" periodística más gorda como titular. Una parida y una barbaridad descomunales. Una frase que nos causó asombro. El colmo de la tontería más tonta del "mundo mundial". Con esta "joya" la Señora Cospedal mostró un "lado oscuro" de menosprecio hacia los comedores sociales (voluntarios incluidos) y sus usuarios, pero a la vez hizo gala de una ignorancia considerable (real o simulada) acerca de la realidad de quienes recibieron y reciben servicio alimentario en estos centros. Aqui tampoco se puede generalizar. Estoy seguro de que la casi totalidad de usuarios de comedores sociales (habrá alguna excepción que no confirma la regla) han sido y son pobres, y la causa de que acudieran y acudan a estos sitios a recibir un plato caliente no es que no saber cocinar (puede que algunos) sino la carencia de espacio (casa, techo, hogar) y dinero para poder comprar alimentos y comer. Indigentes, mendigos, gentes "sin techo", desahuciados, pobres. Personas sin casa, sin familia, sin dinero, sin trabajo; al margen de que sepan o no cocinar. Este motivo, saber cocinar, no determina que alguien coma en un comedor social ni influye para hacer uso de este servicio. Un comedor social no es un restaurante ni el plató de "Top Chef", señora Cospedal. ¡Solo faltaría que para que los pobres coman en un centro social tuvieran que pasar primero un cursillo culinario y aprender a cocinar! ¡A ver si Alberto Chicote va a tener que enseñar cocina a los "sin techo"! ¿Es eso lo que usted pensó cuando dijo aquello, señora Cospedal?

La verdad es que nuestros políticos, con tales titulares, hicieron el ridículo y seguirán haciéndolo.
Por Josep Esteve Rico Sogorb

No hay comentarios:

Publicar un comentario